Tan-Gentes

Tan-Gentes

Tres piezas de video de la serie Tan – Gentes, que escenifican la “lucha” entre hilos de algodón y una pila de papeles que se encuentra bajo la proyección de tres textos seleccionados por tres personas de distintos países. Cada una de esas personas, una periodista española, un psicólogo Estadounidense, y una teóloga brasileña, pudieron elegir un breve texto que representase un instrumento de conexión o cooperación social. Los textos elegidos fueron: el Artículo 20 de la constitución española, simbolizando el sistema democrático como un camino para la distribución de igualdad y justicia social; la pirámide de Maslow como un gráfico de la jerarquía de necesidades humanas; y el Sermón de la Montaña que aparece como promesa de una salida, para una vida espiritual eterna a la que todos tenemos derecho.

Inkless

Inkless

Video en blanco y negro de 15:37 min en el que vemos la imagen de esta impresora que, ubicada sobre tres cajoneras blancas y bajo la proyección de un video que refleja imagenes de la actualidad, imprime seguidamente un contrato en el que se inscribe las clausulas para una aparceria Nacional. Este contrato que se imprime seguidamente hasta que la tinta se agote, tiene el objetivo de transformar la “Democracia” en una finca “Privada” en la que los ciudadanos somos los aparceros que “ellos” necesitan para obtener sus beneficios.

Uno y tres cuadros

Uno y tres cuadros

“Heri, Hodie, Cras”, es decir, “Ayer, Hoy, Mañana, es el título del proyecto que el artista brasileño Renato Costa, otorga a las tres obras pictóricas realizadas exclusivamente para la Galería Miguel Marcos de Barcelona, con motivo de su participación en ARCO 2019.

Las obras, inspiradas en un tapiz del Medievo donde aparecen representaciones de los costumbres de la época, están cargadas de emoción, del gesto que genera la mancha, “la pintura es la vida que mancha”. Tratase de un guiño al pasado románico y Gótico, sus referencias, su forma de entender el arte y la sociedad, y todo ello, obviamente, agasajado por el espíritu de una actualidad que se descubre marcada por el [re]surgir, cada vez más explícito y abrumador, de valores arcaicos y retrógrados en una sociedad líquida, donde la velocidad es la realidad vigente, como instrumento de salvación, de una humanidad que patina sobre hielo fino.

En definitiva, son obras que encarnan de forma contundente, una dura critica a todo tipo de nacionalismos y sus característicos procesos  reduccionistas, que no logran otra cosa que sembrar el miedo al ajeno y promover la exaltación de la Nada.

Por lo tanto la conquista del “sentido” es algo tan necesario en la actualidad, y más que un progreso decisivo en el proceso de hominización; es la condición misma de la cultura. Cuando este sentido desaparece, cuando deja de verse en el horizonte, entonces emerge el miedo a la nada: un miedo que paraliza la acción y la reflexión, y que es tanto más intenso cuanto menos somos de asumir su representación per se a eso que llamamos “nada”. Una cultura construida no sobre la búsqueda del sentido, sino sobre el cortejo a la nada, es una cultura abocada a la extinción.